La Fundación Seve Ballesteros ha recibido una donación de 100.000 euros de la EurAsia Cup, que se suma al total de 300.000 euros acumulados durante el certamen bienal que enfrenta a Europa y Asia. 

La Fundación Seve Ballesteros honra la vida, logros y trayectoria del legendario jugador cántabro y pretende preservar su legado y mantener su pasión por el golf, especialmente en lo que respecta a inspirar a los jóvenes. Seve estableció la Fundación en 2009 con el compromiso de contribuir al avance de la ciencia en beneficio de aquellos que sufren tumores cerebrales.

La Fundación también pretende introducir a los niños en el mundo del golf y utilizar el juego como vehículo para el desarrollo social, inculcando los valores asociados a su práctica, así como apoyar a los golfistas jóvenes en sus carreras.

Thomas Bjørn, que guió a Europa a una victoria de 14-10 sobre la Asia de Arjun Atwal, antes de conquistar la Ryder Cup en septiembre, entregó el último cheque al hijo de Seve, Miguel, añadiendo esta cantidad a las donaciones de las ediciones de 2014 y 2016.

Miguel Ballesteros dijo: “En nombre de la Fundación Seve Ballesteros me gustaría dar las gracias al Tour Europeo y Asiático, a través de la EurAsia Cup, por su generoso apoyo.

La donación ayudará a la Fundación a continuar con los fines establecidos por mi padre en 2009: apoyar la investigación de tumores cerebrales, apoyar a jóvenes golfistas en sus carreras y ayudar a introducir a los niños en el mundo del golf.

Gracias a este apoyo, Massimo Squatrito, jefe del grupo de tumores cerebrales en el laboratorio SBF en el Centro Nacional de Investigaciones Oncológicas en España (CNIO), y su equipo, han realizado trabajos científicos de gran calidad en los últimos seis años. Recientemente han descubierto un nuevo mecanismo, una proteína que contribuye a prevenir el desarrollo de glioblastoma, el tumor cerebral más agresivo.

Mi padre estaría orgulloso de ver el continuo apoyo que recibe su Fundación”.

En los últimos años, la Fundación Seve Ballesteros ha colaborado con el CNIO y la Fundación Aladina, cuyo objetivo es ayudar a mejorar la calidad de vida de pacientes jóvenes que sufren cáncer. 

La Fundación también ha colaborado en la construcción de un parque infantil en el Hospital Marqués de Valdecilla de Santander, con un área abierta dedicada al golf. El objetivo es apoyar a pacientes jóvenes que sufren de cáncer y hacer más agradable su ya de por sí difícil estancia. Este año esta colaboración se trasladará al Hospital Gregorio Marañón de Madrid.

En 2017 la Fundación celebró el V Desafío, una serie de torneos de golf benéficos en 25 campos de toda España. La pareja ganadora recibió la invitación para participar en el Pro-Am de la EurAsia Cup 2018.