Miguel Ballesteros y Paco Arango durante la inauguración del espacio de golf

Dentro de su programa de golf en hospitales, la Fundación Seve Ballesteros ha creado junto a la Fundación Aladina, un espacio dedicado al golf en el Hospital Gregorio Marañón, para apoyar la recuperación de niños y adolescentes enfermos de cáncer, a través de la práctica del golf de una manera lúdica y ayudándoles a hacer más llevadera su estancia hospitalaria. El espacio se ha creado sobre cinco terrazas situadas en la tercera planta, junto al área de Oncohematología Pediátrica, del Hospital Materno Infantil del centro.

Todos los lunes y martes por la mañana, un profesor de golf de la Fundación Seve Ballesteros ofrece clases a los menores con la ayuda de los voluntarios de Aladina. Los menores ingresados pueden disfrutar así de clases de golf y de unos momentos de actividad lúdica al aire libre.

Miguel Ballesteros y Paco Arango durante la inauguración del espacio de golf

Miguel Ballesteros “Mis hermanos Javier, Carmen y yo estamos encantados con este proyecto que se ha realizado de la mano de la Fundación Aladina. Para nosotros es muy ilusionante que el golf y sus valores formen parte de la recuperación de niños que luchan por superar el cáncer. El programa de golf de la fundación tiene como principal objetivo atraer a los niños de forma lúdica para que puedan beneficiarse de su práctica física y emocionalmente”.

Este es el segundo espacio dedicado al golf que promueve la Fundación Seve Ballesteros en un centro hospitalario después del creado en el Hospital Marqués de Valdecilla, pero es el primero pensado específicamente para niños oncológicos.

Jesús Rodríguez, responsable del programa de golf en hospitales de la Fundación Seve Ballesteros “En este segundo proyecto, la Fundación Seve Ballesteros ha creado un protocolo de aprendizaje para ayudar a los pacientes a aprender a jugar al golf de manera divertida. Estamos muy ilusionados con este proyecto en Madrid y esperamos poder compartir nuestro tiempo con los pacientes y sus familias, durante sus visitas o estancias en el Hospital Gregorio Marañón”.