Javier, Miguel y Carmen, los hijos de Severiano Ballesteros, han presidido la que fuera para su padre la más entrañable y especial de todas las competiciones por él impulsadas: su torneo “Infantil”, que hoy ha tenido lugar en el Real Golf de Pedreña, en la víspera de su tercera década.

El torneo “Seve Ballesteros” para las categorías Benjamín, Alevín e Infantil (Sub-14), que este año ha cumplido, nada menos que su edición número 29, comenzó a disputarse en 1985 y desde entonces se ha celebrado en los campos del Real Golf de Pedreña, La Junquera Golf Club y el Club de Golf Ramón Sota.

Los hijos de Seve continuarán desarrollando, a través de su Fundación, las ilusiones y objetivos que se había marcado su padre, entre ellos la organización de esta prueba, que sirve de tamiz para las futuras promesas de Cantabria que posean cualidades y talento para despuntar en este deporte.

Con esta competición, Seve Ballesteros pretendió ofrecer más posibilidades y a su vez descubrir a quienes empezaban a destacar, brindándoles apoyo y ayudándoles de esta manera a saltar los obstáculos que él tuvo que superar a la edad de estos jóvenes participantes, para llegar a ser el gran deportista que fue.

Con frecuencia, Seve recordaba sus años de adolescente cuando se le hacía difícil poder jugar al golf, razón por la que cada año ponía un gran empeño e ilusión en respaldar este torneo. Siempre coordinaba la fecha para poder acompañar a los más pequeños, con la condición de que fuera antes del comienzo de curso, entregando él mismo los premios que aportaban sus patrocinadores, al igual que han hecho en esta ocasión Callaway, Hugo Boss y Titleist.

El ganador de la categoría Benjamín (han jugado 9 hoyos cortos) ha sido Javier Cascales con 35 golpes; Samuel Espinosa se ha impuesto entre los alevines (9 hoyos largos) con una vuelta de 38; Marcelo Rodríguez-Altonaga ha sido el mejor de la clasificación Infantil (18 hoyos largos) al vencer con 77; y Hugo Medrano se ha llevado el trofeo en Categoría Especial (9 hoyos largos), con 53 golpes.

Javier Ballesteros, presidente de la Fundación Seve Ballesteros: “Hoy ha sido un día muy especial para mis hermanos y para mí; siempre jugábamos este torneo porque sabíamos lo importante que era para nuestro padre, incluso lo ganamos en algunas ediciones y a él le hizo mucha ilusión darnos la copa”.

Categoría Benjamín

1º Cascales Torre, Javier – 35

2º Castanedo, Pablo – 36

3º Viadero Canduela, Ignacio – 38

 Categoría Alevín

1º Espinosa Trueba, Samuel – 38

2º Sánchez Avendaño, Marta – 49

3º González Guemes, Javier – 51

Categoría Infantil

1º Rodríguez-Altonaga, Macelo – 77

2º Campollo Canduela, Belén – 89

3º Láinz del Valle, Jerónimo – 96

Categoría  Especial

1º Medrano del Pie, Hugo – 53

2º Portilla Quintana, Daniela Andrea – 56

3º Medrano del Pie, Alex – 68

El Abierto Británico (‘British Open’) de golf, el ‘major’ más antiguo en la historia del golf, ha empleado la figura de Severiano Ballesteros para promocionar su próxima edición, que comenzará el 18 de julio en el campo de Muirfield.

A través de un vídeo promocional, el British muestra imágenes de Ballesteros, ganador del torneo en tres ocasiones (1979, 1984 y 1988), combinados con palabras del fallecido golfista cántabro.

“Estaba convencido de que sería el ganador del Open. Jugué agresivo sin tácticas ni plan de juego. Por eso yo le gustaba al British. Y cuando ganas, te sientes el rey del mundo”, se puede leer en el vídeo promocional.

El Centro Nacional de Golf ha celebrado hoy, fecha del nacimiento del genial campeón cántabro, su torneo del “Desafío Fundación Seve Ballesteros” en el que todos los participantes le han rendido un homenaje y han recordado su figura. Javier, el hijo mayor de Seve, ha presidido la entrega de premios junto a Gonzaga Escauriaza, presidente de la Real Federación Española de Golf; Juan José Villanueva, presidente de Panamá Golf Group; y Roberto Eduardo Arango, embajador de la República de Panamá en España.

 Muchos jugadores que hoy se han dado cita en el Centro Nacional de Golf tuvieron el “privilegio” de jugar junto a Seve y otros, a pesar de que no le conocieron personalmente, se iniciaron en este deporte “gracias a Seve”. La figura del campeón ha sido elogiada y recordada por todos en fecha tan señalada: “Seve era pura pasión, imaginación, sensibilidad, competitividad, magia, mentalidad ganadora. Él cambió las reglas del juego y nos enseñó a amar el golf. Todos los que estamos aquí empezamos a jugar tratando de imitarle porque él hacía algo distinto y muy atractivo. Nos transmitió su pasión e hizo que el golf nos enganchase”, declaraban los participantes unánimemente al finalizar el recorrido.

Enrique Ponce: “Con Seve jugué muchas veces en Madrid, Bilbao, Sancti Petri, Pedreña. Fue un privilegio estar con él: el simple hecho de verle con un palo en las manos y dar esos golpes de valentía que sólo él sabía dar, es algo que nunca olvidaré. De él aprendí muchas cosas. Me llamaban la atención su sencillez, humanidad, espíritu de lucha y valentía; nada le daba miedo, ni en el campo de golf ni en la vida, y era único saliendo de situaciones complicadas. Severiano transmitía una virtud muy valiosa por la que él siempre destacó: la confianza en sí mismo. Cuando estabas a su lado, hacía que te creyeras de lo que eras capaz”.

Ángel Acha se ha adjudicado el primer premio de la categoría Scratch con 40 puntos, desplegando el magnífico nivel de juego que hace unas semanas le valió para lograr el título de Campeón de España Universitario; José Ramón Chico y Juan Carlos Velayos han sido los mejores por Handicap, en primera y segunda categoría respectivamente; Lola Fernández Ochoa se ha proclamado campeona entre las Damas; y Agustín Millán ha sido el vencedor Senior.

Después de dar las gracias a “todos los campos de España y Panamá que se han sumado al “Desafío” y a quienes me habéis acompañado hoy para recordar a nuestro padre”, Javier Ballesteros, en nombre de sus hermanos Miguel y Carmen, ha hecho entrega de sendas esculturas de “las manos de Seve” a la entidad Panamá Golf Group, patrocinadora del “Desafío Fundación Seve Ballesteros” y representada por su presidente Juan José Villanueva y los consejeros Arturo Sainz y Jaime Carrizo, quienes se han mostrado visiblemente emocionados al recibirla del hijo de su “ídolo”; y a Gonzaga Escauriaza, presidente de la Real Federación Española de Golf, quien le ha dado las gracias haciendo hincapié en que “lo más importante de Severiano, incluso por encima de sus múltiples trofeos, fue la pasión que supo infundir en los espectadores que comenzaron a acercarse al golf gracias a él, y a quienes hizo vivir los torneos con la misma intensidad que los vivía él. Eso le ha hecho único”. Las “manos de Seve”, obra del escultor Juan Soler, están realizadas en bronce y son piezas numeradas de una edición de 555, con la que se conmemoró el 50 cumpleaños del campeón.

La Fundación Seve Ballesteros lleva este año a cabo la tercera edición del “Desafío”: una serie de torneos de golf benéficos que tienen lugar por toda España y en cinco campos de Panamá, con el objetivo de recaudar fondos que se destinarán a la investigación contra el cáncer. También colaboran: Hugo Boss, la Real Federación Española de Golf, Añoreta Golf, el Consejo Superior de Deportes y la Fundación Deporte y Desafío.