Un circuito de torneos por parejas en apoyo a la Fundación y en reconocimiento al legado de Seve Ballesteros

Arranca la VI edición del Desafío Fundación Seve Ballesteros el 7 de abril en el Real Golf Club de San Sebastián, un circuito bienal por parejas de carácter benéfico que, con el apoyo de Mercedes-Benz España, recorrerá buena parte del país en sus 25 pruebas.

El Desafío FSB reúne muchos de los objetivos de generosidad y transmisión de valores del golf que tanto impulsó Seve, y por los que los hijos del mítico jugador siguen trabajando para conservar ese legado. Javier Ballesteros, presidente de la Fundación Seve Ballesteros: “Mis hermanos y yo queremos dar las gracias a todos por el apoyo recibido una edición más del Desafío, en especial a Mercedes-Benz España y a los clubes que lo acogen. Es ilusionante ver crecer el circuito solidario que inició nuestro padre y continuar la colaboración con el Centro Nacional de Investigaciones Oncológicas que él puso en marcha, además de contribuir a promocionar el golf y sus valores entre niños y jóvenes”.

La recaudación irá destinada a apoyar la investigación oncológica en el Centro Nacional de Investigaciones Oncológicas (CNIO), a través del Laboratorio Fundación Seve Ballesteros-CNIO, creado en 2011 con el objetivo de profundizar en un mejor conocimiento del desarrollo de los tumores cerebrales, en particular el Glioma. El laboratorio está dirigido por el investigador Massimo Squatrito, que ha contribuido de manera significativa al desarrollo de herramientas de análisis estadístico y novedosas aplicaciones de técnicas de imagen, lo que supone un beneficio global a la investigación en el área de cáncer cerebral.

Además, la FSB junto a la Fundación Aladina y la Asociación Buscando Sonrisas, ha creado espacios dedicados al golf en centros hospitalarios -el primero fue en el Hospital Marqués de Valdecilla, en Santander, y recientemente en el Hospital Gregorio Marañón, en Madrid- para apoyar la recuperación tanto física como emocional de niños y adolescentes enfermos de cáncer, a través de la práctica del golf de una manera lúdica.

El Desafío FSB se jugará bajo la modalidad Greensome Stroke Play y las parejas ganadoras de cada torneo disputarán una final nacional en el Real Golf de Pedreña, donde disfrutarán de un fin de semana en Santander, que incluirá una visita a la sala de trofeos de Seve. Para participar al menos uno de los dos jugadores deberá ser mayor de edad, y el hándicap quedará limitado a 24 para caballeros y 32 para señoras. Desde que se celebrara la primera edición, más de 2.000 parejas han contribuido a apoyar el legado de Seve. El mítico jugador constituyó su Fundación con el fin de contribuir a la investigación científica sobre los tumores cerebrales, así como para ayudar a jóvenes en el desarrollo de sus carreras deportivas y, a la vez, acercar el golf a los niños utilizándolo como instrumento para fomentar los valores que conlleva.

Junto con el apoyo de Mercedes-Benz España, también colaboran Hugo Boss, Coca-Cola, 959 Real Ibérico Consorcio de Jabugo y la Real Federación Española de Golf, lo que convierte al Desafío Fundación Seve Ballesteros en el circuito de referencia del golf amateur nacional, no sólo por el número de pruebas que lo compondrán, sino por la importancia de los objetivos y el constante trabajo que realiza la Fundación para transmitir y reforzar el importante legado de uno de los deportistas más importantes de la historia que, además de sus triunfos, logró transformar el deporte que tanto amaba haciéndolo más universal y social.

  • El proyecto está ya en marcha en el Hospital Gregorio Marañón de Madrid
  • Los menores cuentan con un profesor dos días a la semana

La Fundación Seve Ballesteros y la Fundación Aladina han instalado un espacio dedicado al golf en un centro hospitalario para niños y adolescentes enfermos de cáncer. Es un proyecto que acoge el Hospital Gregorio Marañón de Madrid y que busca apoyar la estancia de los menores que luchan contra esta enfermedad en el hospital.

El espacio se ha creado sobre cinco terrazas situadas en la tercera planta, junto al área de Oncohematología Pediátrica, del Hospital Materno Infantil del centro. Todos los lunes y martes por la mañana, un profesor de golf de la Fundación Seve Ballesteros ofrece clases a los menores con la ayuda de los voluntarios de Aladina. Los menores ingresados pueden disfrutar así de clases de golf y de unos momentos de actividad lúdica al aire libre.

El golf cuenta con espacios de césped artificial diferenciados para mini golf, juego corto, juego largo, campo de juegos y zona de ocio y descanso. Los niños disponen de un gran kit de materiales, diseñado para el aprendizaje de todas las edades además de para crear entornos seguros.

«Mis hermanos Javier, Carmen y yo estamos encantados con este proyecto que se ha realizado de la mano de la Fundación Aladina», asegura Miguel Ballesteros, hijo del golfista cántabro. «Para nosotros es muy ilusionante que el golf y sus valores formen parte de la recuperación de niños que luchan por superar el cáncer. El programa de golf de la fundación tiene como principal objetivo atraer a los niños de forma lúdica para que puedan beneficiarse de su práctica física y emocionalmente”, añade.

Este es el segundo espacio dedicado al golf que promueve la Fundación Seve Ballesteros en un centro hospitalario después del creado en el Hospital Marqués de Valdecilla (Santander), pero es el primero pensado específicamente para niños oncológicos.

Para llevarlo a cabo, la Fundación Seve Ballesteros firmó un convenio de colaboración con la Fundación Aladina, que ya ha acometido diferentes proyectos en el Hospital Gregorio Marañón. Además, se ha contado con el respaldo de Mercedes-Benz España, empresa que colabora con el circuito solidario de golf ‘El Desafío’. Con este proyecto, el espíritu de Seve sigue hoy más vivo que nunca gracias a la labor de su fundación, que honra la vida y la trayectoria del golfista, preserva su legado, apoya avances en la investigación oncológica y promociona el golf y sus valores entre niños y jóvenes.

«Gracias a la generosidad de la familia Ballesteros ahora los niños enfermos del Hospital Gregorio Marañón podrán apasionarse con el golf en una actividad lúdica. La terraza de un hospital se ha transformado en un magnífico campo de golf», asegura Paco Arango, presidente de la Fundación Aladina.

Jesús Rodríguez, responsable del programa de golf de la Fundación Seve Ballesteros,  explica que el proceso para seleccionar los espacios y montar el campo de golf ha llevado más de un año pero que el emplazamiento, las cinco terrazas del Hospital Gregorio Marañón,  «son perfectas» para la actividad.

«En este segundo proyecto, la Fundación Seve Ballesteros ha creado un protocolo de aprendizaje para ayudar a los pacientes a aprender a jugar al golf de manera divertida. Estamos muy ilusionados con este nuevo proyecto en Madrid y esperamos poder compartir nuestro tiempo con los pacientes y sus familias, durante sus visitas o estancias en el Hospital Gregorio Marañón», añade Jesús Rodríguez. 

 Aladina en el Gregorio Marañón

La Fundación Aladina trabaja desde hace años con el Hospital Gregorio Marañón de Madrid. La entidad que preside Paco Arango cuenta con una psicooncóloga en el centro, que ofrece asistencia profesional y gratuita a los niños y adolescentes enfermos de cáncer tratados allí, a sus padres o hermanos.

Además, Aladina ha decorado y equipado la nueva Unidad de Adolescentes abierta por el centro. La fundación aportó mobiliario nuevo, ordenadores, consolas, juegos, futbolín, diana y televisión, además de sofás cama para los acompañantes en todas las habitaciones.

La ONG también ofrece terapia con perros para niños oncológicos, en colaboración con ‘Perros Azules’. Gracias a este proyecto, los pequeños ingresados mejoran sus habilidades de comunicación y su estado físico y psíquico.

 

Más de 600 niños han tomado parte en la iniciativa ‘Seve & Jon golf for kids’ embrujados por la magia de Seve Ballesteros y el duende de Jon Rahm. Al genio de Pedreña han aprendido a conocerlo a través de vídeos y de las historias, siempre épicas, que escuchan en casa o en sus clases de golf. Con el jugador de Barrika han compartido una jornada inolvidable en el campo de Meaztegi Golf, diseñado por Seve y de titularidad pública foral en Ortuella, población de la zona minera que rodea Bilbao.

Ochenta niños y niñas Sub-16 que se habían clasificado en las cinco previas que tuvieron lugar en verano han disfrutado de la final de ‘Seve & Jon golf for kids’, una excelente iniciativa que Jon Rahm y la Fundación Seve Ballesteros han puesto en marcha con la idea de que continúe creciendo.

La promoción del golf entre los más pequeños es el punto de partida de este proyecto que en su año de estreno ha recorrido los campos de Pedreña, Basozabal, Ulzama, Neguri y Larrabea, antes de culminar en esta final bajo formato de ‘Drive, Chip y Putt’ que en sí encierra la clave del espectáculo y el éxito garantizado entre los más pequeños, que con su participación también han colaborado con la Fundación Aladina.

Además de disfrutar de una jornada memorable junto a Jon Rahm y Javier Ballesteros, los finalistas han estado acompañados durante todo el día por unos “voluntarios” muy especiales que les han guiado en las distintas competiciones: Miguel Ballesteros, Eriz Rahm y los profesionales Ángel Matallana, Iñigo Moral, Álvaro Celles, Jesús Legarrea, Iñigo Urquizu, Mikel Galdós, Chisco Lagarto, Alfredo García Heredia y Ander Padura, que han querido sumarse a esta iniciativa. 

Daniela San José, Ignacio Irizar, Lucía Núñez, Xanet Izquierdo, Marina y Patricia Sabin, Santiago Jáuregui y Mikel Enazabel han sido los ganadores de esta primera edición. Al finalizar la entrega de premios, Jon Rahm y Javier Ballesteros han concedido una rueda de prensa durante la que han tratado distintos temas, con el recuerdo de Seve muy presente.

Javier Ballesteros:

Tarjeta del Alps Tour: “Estoy muy contento por haberla conseguido. No tengo el don que tiene Jon o el que tenía mi padre, pero tengo muchas ganas y le pongo mucho trabajo, y aunque me va a costar, vamos a llegar lejos en el mundo del golf”.

Seve y Jon: “Unir los dos nombres es muy especial. Desde que surgió la idea, todos en la familia estamos encantados. Jon ha dicho muchas veces que mi padre es su ídolo y lo cierto es que se asemejan mucho, los dos tienen mucha raza y una pasión especial. Jon es presente y futuro del golf y tiene todo para ganar Grandes y muchos torneos”.

Juego de Jon y Seve: “Son diferentes. Los dos le pegan muy largo y en el juego corto, Jon tiene magia y mi padre también la tenía. Los dos tienen unas manos especiales que para el golf hacen mucha falta”.

Fundación Seve Ballesteros: “Vamos despacio porque queremos tener muy claro a dónde queremos llevar el legado de nuestro padre. Los fines fundacionales son dos: por una parte la investigación de los tumores cerebrales a través del laboratorio que lleva su nombre y el acuerdo que tenemos con el CNIO (Centro Nacional de Investigaciones Oncológicas); en el Hospital Valdecilla (Santander) hemos construido una zona para que los niños que están ingresados puedan jugar al golf y se haga más amena y llevadera su estancia; también colaboramos con la Fundación Aladina y entregamos pequeñas becas a niños a través del Desafío que se organiza cada dos años. Hay más ideas que nos gustaría desarrollar pero, como he dicho, vamos a esperar hasta tener claro cómo continuar con el legado de mi padre”.

Circuito Nacional: “Que en España tengamos un circuito nacional es importante. Lo que ha hecho Jon lo vemos como si fuera normal pero no lo es, no hay muchos jugadores así. Hay gente que está en el circuito nacional y llega arriba. El ejemplo es Matt Wallace, del Alps Tour casi llega a jugar la Ryder Cup. Estuvo unos años jugando el Alps, ha ganado tres veces y es el 44º del mundo”. 

Grandes de Seve: “Me quedo con el Open Británico del 84 que luego dio lugar al logo de nuestro padre con el puño levantado. Lo mucho que le quería y se lo demostraba el público británico, y encima ganar el Open y en St. Andrews, no se puede pedir más. Fue muy especial cuando le hice de caddie en 2006. El primer día jugamos con Ian Poulter y Shaun Micheel. La ovación que le dieron me puso la piel de gallina, fue increíble. Para mí siempre será muy especial. Él no lo iba a jugar y yo le pedí que jugase. Guardo un recuerdo increíble. Tenía 16 años”.

Jon Rahm:

Seve Ballesteros: “Unir mi nombre al de Seve es un honor y un sueño. Mi ídolo y mi referente deportivo ha sido Seve. Me alegra que me digan que me parezco, es lo que intento hacer, lo que me hace sentir Seve cuando lo veo en vídeo es lo que quiero que los jóvenes sientan cuando me vean a mí. Apoyar el golf con los más pequeños me alegra mucho, me lo tomo como mi misión para el futuro del golf. Ojalá esta iniciativa siga creciendo”. 

Los niños: “Cuando esta mañana hemos entrado en la sala abarrotada de niños y he visto las caras de admiración, de nervios, de alegría, cuando han venido todos a pedir autógrafos… me he dado cuenta de que esto tiene sentido. Si se van pensando que pueden llegar lejos, alguno seguro que lo consigue. Si esta iniciativa se mantiene, aparecerá alguno que tenga el don, la dedicación y las ganas para llegar lejos en este deporte”.

Pesa el legado: “La Ryder Cup es otro mundo. Cuando llegas como novato y ves a Sergio que bate el récord de puntos de toda la historia de la competición, eso tiene mucho peso, y vivirlo fue muy emocionante; además de Chema (Olazábal) y Seve (Ballesteros) que han sido la mejor pareja de la Ryder Cup… Seguir sus pasos no es fácil. He jugado una y espero que sea la primera de muchas. El primer partido lo perdimos en el 18 y el siguiente en el 17, nunca perdimos partidos por mucha diferencia”.

Un momento para el recuerdo: “El domingo de la Ryder Cup viví el momento más especial que se pueda vivir en un campo de golf. Justo antes de tirar el último putt un español gritó “¡Viva Seve!”. Es imposible que vuelva disfrutar de un momento mejor”.

Ganar a Tiger Woods: “A Tiger le pedí perdón. Me dijo que me lo había merecido y le di las gracias porque ese momento que estaba viviendo era un sueño para mí. No podía agradecérselo lo suficiente. Justo antes de despedirnos empecé a llorar”.

Triunfo en el torneo de Tiger: “Me entregó el trofeo y fue muy emocionante. Pero fue distinto, ahí estábamos 18 jugadores y no competíamos uno contra uno como en la Ryder Cup. ¡No sé si me ha cogido manía o respeto!, pero hay un sentimiento mutuo”.

Balance del año: “La palabra clave de este año es madurez. He crecido y he ganado más como persona que en el campo de golf. No me esperaba jugar tan bien, ganar tres veces, en los dos Circuitos ¡y el Open de España! Mi principal objetivo era el crecimiento personal para afrontar el futuro de mejor manera”.

Respuesta a Javier sobre el Circuito Nacional: “Yo tuve la suerte de jugar como jugué en Estados Unidos y tuve mis oportunidades. Los que no estudian una carrera en USA es difícil que tengan una oportunidad. Si llego a ir a la Escuela del Web.com Tour habría sido imposible hacer lo que he hecho en dos años. De esa manera tardas años en llegar”.

Ryder Cup, Master: “Tenía la Ryder Cup en mente desde hacía tiempo. Era un sueño pero sabía que era posible. De este año, lo más importante ha sido estar en la pelea el domingo en el Masters, no estaba cerca pero con un buen domingo habría tenido alguna opción. Me gusta aprender de esto. He conseguido mucho más de lo que puedo conseguir, así que prefiero no hablar mucho de objetivos”.

Presión: “Me pongo más presión de la que nadie me pueda meter. Siempre he sido así. No me tomo como presión las ganas del público español porque gane o las expectativas. Sería peor si nadie diera un duro por mí, pero si tienes el apoyo de todo un país no pesa, sino que te levanta”. 

Un Grande: “Querer ganar, sí. Siempre es un objetivo. Llevo queriendo ganar un Grande desde niño, pero ganar un Grande no es nada fácil, hay que jugar bien y me lo tomo con paciencia. Me gusta ir semana a semana, golpe a golpe. Si solo pienso en el Masters me voy a perder mucho de todo lo que hay entre medias”.

Jugar en Europa: “El calendario no cambia mucho, aunque sí que plantea algo diferente. Soy campeón defensor en el Open de España y la semana de Valderrama, que siempre he jugado en Francia, la tengo abierta y la quiero jugar”.

Seve y Tiger: “Es difícil compararles porque es otra era y el golf era muy diferente anteriormente. Si consigo ganar los mismo Grandes que Seve estaré muy satisfecho, sobre todo si son tres Open Británicos, que es increíble. Seve y Tiger son referentes para aprender y yo, conseguiré lo que consiga”.

Campos largos y pegadores: “La mejor manera de limitar al pegador es hacer el campo corto y estrecho. En Estados Unidos lo hacen al revés. Cada vez más largo, más ancho y ayudan al pegador. Donde yo más me divierto es en los campos más antiguos, en campos como Valderrama, Neguri, Colonial… en los que no se hacen resultados bajos. Neutralizan nuestra pegada cuando son cortos”. 

Los vínculos de la Ryder Cup: “Creas una relación de casi hermanos. Desde que llegas te das cuenta de que formas parte de un equipo y todos te acogen. Llegas sin conocer a todos y te marchas teniendo a once, más los seis capitán y vicecapitanes, que son tus amigos íntimos. El que parece más callado es Thorbjørn Olesen y, sin embargo, es muy divertido; pero al que hemos descubierto todos es a Tommy Fleetwood, es amable, educado y divertidísimo. Ian Poulter es un fenómeno, y Sergio es increíble cómo nos trata”.

Ryder Cup, conversación con Olazábal: “Habló conmigo el viernes porque estaba triste por haber perdido el partido. Sentía que había decepcionado al equipo. Chema me dijo: “ganes o pierdas, eso se te tiene que olvidar, nadie te va a echar en cara que hayas perdido un partido”. El domingo salí un poco más motivado por lo que me dijo y por las ganas que tenía”. 

Tee del 1 en la Ryder Cup: “Antes de jugar el corazón se me salía del pecho, nunca antes lo había sentido de esa manera. Las piernas te tiemblan antes de salir, todo me temblaba al poner el tee. Lo que más recuerdo es que cuando cogí el palo por primera vez no lo sentía, no sentía el palo y el silencio impresionaba, prefería ruido para tener la mente en otro lado. No sentí el swing, ni el golpe, vi la bola volar pero ni me enteré de que le había dado. Te tiembla todo. El ambiente en el tee del 1 es único, había 10.000 personas, increíble. Jamás lo había imaginado. El domingo hice tanto trabajo mental que salí con muchas ganas. Estaba mucho más calmado. Fui a mi bola”. 

Vídeos de Seve: “Hay un vídeo de 45 minutos que me encanta, los segundos 9 hoyos del Open Británico del 79, el primero que ganó. Con Hale Irwin, iba de lado a lado sin coger un green y hacía birdies, y se distanció de todos. El putt de birdie en el 13 lo celebra como si ya hubiese ganado. Ver cómo andaba, es increíble. Y Hale Irwin sacando el pañuelo blanco, ¡cómo no!”.

Domingo del Open de España: “Sentí mucho orgullo porque he tenido la suerte de ser campeón de España cadete, junior, boys y quería ganar como profesional. Sabía que Sergio lo había ganado también. Tenía muchas ganas, en el Centro Nacional, donde pasé mucho tiempo, en la casa de la Federación Española. Fue el torneo más difícil de ganar, compaginar las ganas del público con mis ganas de ganar fue muy difícil. Cada vez que pegaba un golpe nunca había tenido un apoyo como allí y aquello era muy difícil de digerir. Mentalmente acabé destrozado”. 

Equipo de trabajo: “Todos tienen una parte en el éxito. Con quien más tiempo paso es con Adam, mi caddie, pero todo lo que sucede fuera me ayuda a hacerlo mejor en el campo. De entre todo el equipo, Adam está un par de escalones por encima. Sin él de caddie no habría ganado lo que he ganado. Ha sido de gran ayuda”.

“Seve & Jon golf for kids” ha contado con el respaldo institucional de la Diputación Foral de Bizkaia y el apoyo incondicional de la empresa Tamoin. También han colaborado TaylorMade, la Real Federación Española de Golf, las Federaciones Autonómicas de Cantabria, Navarra y el País Vasco, el Real Golf de Pedreña, el Real Nuevo Club de Golf Basozábal, el Club de Golf Larrabea, el Club de Golf Ulzama y la Real Sociedad de Golf de Neguri.

 

La Fundación Seve Ballesteros ha recibido una donación de 100.000 euros de la EurAsia Cup, que se suma al total de 300.000 euros acumulados durante el certamen bienal que enfrenta a Europa y Asia. 

La Fundación Seve Ballesteros honra la vida, logros y trayectoria del legendario jugador cántabro y pretende preservar su legado y mantener su pasión por el golf, especialmente en lo que respecta a inspirar a los jóvenes. Seve estableció la Fundación en 2009 con el compromiso de contribuir al avance de la ciencia en beneficio de aquellos que sufren tumores cerebrales.

La Fundación también pretende introducir a los niños en el mundo del golf y utilizar el juego como vehículo para el desarrollo social, inculcando los valores asociados a su práctica, así como apoyar a los golfistas jóvenes en sus carreras.

Thomas Bjørn, que guió a Europa a una victoria de 14-10 sobre la Asia de Arjun Atwal, antes de conquistar la Ryder Cup en septiembre, entregó el último cheque al hijo de Seve, Miguel, añadiendo esta cantidad a las donaciones de las ediciones de 2014 y 2016.

Miguel Ballesteros dijo: “En nombre de la Fundación Seve Ballesteros me gustaría dar las gracias al Tour Europeo y Asiático, a través de la EurAsia Cup, por su generoso apoyo.

La donación ayudará a la Fundación a continuar con los fines establecidos por mi padre en 2009: apoyar la investigación de tumores cerebrales, apoyar a jóvenes golfistas en sus carreras y ayudar a introducir a los niños en el mundo del golf.

Gracias a este apoyo, Massimo Squatrito, jefe del grupo de tumores cerebrales en el laboratorio SBF en el Centro Nacional de Investigaciones Oncológicas en España (CNIO), y su equipo, han realizado trabajos científicos de gran calidad en los últimos seis años. Recientemente han descubierto un nuevo mecanismo, una proteína que contribuye a prevenir el desarrollo de glioblastoma, el tumor cerebral más agresivo.

Mi padre estaría orgulloso de ver el continuo apoyo que recibe su Fundación”.

En los últimos años, la Fundación Seve Ballesteros ha colaborado con el CNIO y la Fundación Aladina, cuyo objetivo es ayudar a mejorar la calidad de vida de pacientes jóvenes que sufren cáncer. 

La Fundación también ha colaborado en la construcción de un parque infantil en el Hospital Marqués de Valdecilla de Santander, con un área abierta dedicada al golf. El objetivo es apoyar a pacientes jóvenes que sufren de cáncer y hacer más agradable su ya de por sí difícil estancia. Este año esta colaboración se trasladará al Hospital Gregorio Marañón de Madrid.

En 2017 la Fundación celebró el V Desafío, una serie de torneos de golf benéficos en 25 campos de toda España. La pareja ganadora recibió la invitación para participar en el Pro-Am de la EurAsia Cup 2018.

La final del circuito infantil tendrá lugar el sábado 22 de diciembre en Meaztegi Golf con la participación de Jon Rahm y la Fundación Seve Ballesteros.

Jon Rahm y los hijos de Seve Ballesteros, Javier, Miguel y Carmen, asistirán a la final del circuito “Seve & Jon golf for kids” que tendrá lugar el sábado 22 de diciembre en Meaztegi Golf, en Ortuella (Bizkaia), contando con el respaldo de la Diputación Foral de Bizkaia.

 Los 81 inscritos en dicha prueba, chicos y chicas de las categorías Benjamín, Alevín, Infantil y Cadete clasificados a través de cinco previas que se disputaron durante el verano en el Real Golf de Pedreña (Cantabria), Real Nuevo Club de Golf Basozábal (San Sebastián, Guipúzcoa), Club de Golf Larrabea (Legutio, Álava), Club de Golf Ulzama (Navarra) y Real Sociedad de Golf de Neguri (Getxo, Bizkaia), volverán a competir para decidir a los campeones de este circuito creado con el fin de promover el golf entre los más pequeños y a la vez inculcar los valores del deporte.

 El importe de las inscripciones se destinará a la Fundación Aladina para proporcionar apoyo integral a niños y adolescentes enfermos de cáncer y a sus familias.

 Igual que en las pruebas clasificatorias, los 81 jugadores deberán medirse en las tres modalidades que integran el circuito “Seve & Jon golf for kids”, Drive, Chip y Putt, entretenidas, ágiles y muy divertidas para que los jóvenes competidores disfruten de este deporte.

 Esta iniciativa de la que Jon Rahm, Javier, Miguel y Carmen Ballesteros se sienten “muy orgullosos”, cuenta con el respaldo institucional de la Diputación Foral de Bizkaia, el incondicional apoyo de la empresa Tamoin y la colaboración de TaylorMade, la Real Federación Española de Golf y las Federaciones Autonómicas de Cantabria, Navarra y el País Vasco.

 

 

  • Lanzan el circuito “Seve & Jon golf for kids” Sub-16, que constará de cinco pruebas y una final.
  • El primer torneo tendrá lugar el próximo jueves en el Real Golf de Pedreña.

Jon Rahm y los hijos de Seve Ballesteros, Javier, Miguel y Carmen, se han unido con el fin de promocionar el golf y sus valores entre los más pequeños. Con este objetivo, lanzan el circuito “Seve & Jon golf for kids” para chicos y chicas Sub-16 que se disputará bajo las modalidades de Distancia, Juego corto y Putt, y que constará de cinco pruebas y una final que se disputarán en Cantabria, Navarra y el País Vasco.

Tomarán parte un máximo de 120 jugadores por prueba, determinados por orden de inscripción, y cada jugador podrá participar únicamente en un torneo clasificatorio. Competirán divididos por categorías:

  • Benjamín (masculino y femenino) 25 jugadores
  • Alevín (masculino y femenino) 25 jugadores
  • Infantil masculino 20 jugadores
  • Infantil femenino 20 jugadoras
  • Cadete masculino 15 jugadores
  • Cadete femenino 15 jugadoras

Calendario Seve & Jon golf for kids:

  • 23 de agosto Real Golf de Pedreña (Cantabria)
  • 28 de agosto Real Nuevo Club de Golf Basozábal (San Sebastián, Guipúzcoa)
  • 29 de agosto Club de Golf Larrabea (Legutio, Álava)
  • 4 de septiembre Club de Golf Ulzama (Navarra)
  • 5 de septiembre Real Sociedad de Golf de Neguri (Getxo, Vizcaya)
  • Final en diciembre presidida por Jon Rahm, Meaztegi Golf (Ortuella, Vizcaya)

Las inscripciones se efectuarán a través de la Federación Autonómica de Golf correspondiente. Los derechos de inscripción, por importe de 15 euros, se destinarán íntegramente a la Fundación Aladina, cuyo objetivo es proporcionar apoyo integral a niños y adolescentes enfermos de cáncer, así como a sus familiares.

Cada participante deberá competir en tres modalidades: Distancia (o Drive), Juego corto (o Chip) y Putt con las que se pretende atraer a los más pequeños, que se diviertan y disfruten jugando al golf, una modalidad deportiva esencial en la educación por los valores que conlleva. Se establecerá una clasificación total sumando los puntos obtenidos en cada modalidad.

Los tres primeros clasificados de cada categoría recibirán un trofeo y obtendrán el derecho a participar en la Final, que se celebrará en Meaztegi Golf (Ortuella, Vizcaya) en el mes de diciembre contando con la presencia de Jon Rahm y los hijos de Seve Ballesteros. Todos los participantes recibirán un obsequio.

Además de la total involucración de sus protagonistas, Jon Rahm, Javier, Miguel y Carmen Ballesteros, y el apoyo de la empresa Tamoin, el circuito “Seve & Jon golf for kids” para chicos y chicas Sub-16 cuenta con la colaboración de TaylorMade, la Real Federación Española de Golf y las Federaciones Autonómicas de Cantabria, Navarra y el País Vasco.

Jon Rahm: “Es un honor anunciar y formar parte de este circuito para niños, lo que supone una gran oportunidad para fomentar nuestro deporte. Como he dicho muchas veces, Seve significa todo para mí, siempre fue mi ídolo y todo un referente del golf español. Estoy donde estoy y empecé a jugar gracias a Seve, así que en su honra y en honor al golf español, me hace mucha ilusión compartir este circuito que lleva su nombre. Hemos elegido tres modalidades muy entretenidas para que los niños se diviertan jugando y se enganchen al golf. Muchas gracias a Javier, Miguel y Carmen por su apoyo, por dejarme formar parte de este proyecto y por hacer realidad otro sueño. Mucha suerte a todos los participantes y ¡nos vemos en diciembre!”.

Javier Ballesteros: “La promoción del golf fue siempre uno de los principales objetivos de nuestro padre. Carmen, Miguel y yo estamos muy agradecidos a Jon por unirse a este proyecto. Jon está haciendo cosas increíbles en el mundo del golf y nos hace verdadera ilusión compartir con él esta iniciativa, de la que nuestro padre se sentiría muy orgulloso. Seve & Jon golf for kids nace con el objetivo de promover el golf entre los niños e inculcarles los valores del deporte teniendo como ejemplo a nuestro padre y a Jon. Sin duda, se trata de un proyecto único, en el que hemos puesto mucha ilusión”. 

El Circuito Nacional de golf, en su tercera edición que este año organizará la PGA de España, homenajea a uno de los más grandes jugadores de la historia de este deporte.

La Asociación de Profesionales de Golf de España, con el inestimable apoyo de la Fundación Seve Ballesteros, ha presentado hoy en el Consejo Superior de Deportes de Madrid el Seve Ballesteros PGA Tour 2018, la tercera edición consecutiva del Circuito Nacional, que hace dos años resucitó el grupo Gambito y que este año organizará la Asociación.

La Asociación ha querido homenajear así a uno de sus más queridos asociados, sin duda, uno de los más grandes del mundo del golf, Seve Ballesteros, que siempre mostró su apoyo por la PGA de España, inspirando a muchos jóvenes, como recientemente reconoció el joven jugador de Barrika, Jon Rahm, brillante ganador del Open de España en el Centro Nacional de Golf en la que ha sido su primera participación en el torneo como jugador profesional.

Dos serán las grandes novedades del Seve Ballesteros PGA Tour 2018: la primera, es que el Circuito está abierto a las mujeres, que competirán en igualdad de condiciones que sus compañeros ya que saldrán de sus barras, tal y como marca las reglas del Ladies European Tour; y segunda, que en el mismo se integran las dos pruebas más importantes del panorama nacional masculino, el Campeonato de la PGA de España y el Campeonato de España de la RFEG.

El Circuito consta de seis pruebas regulares Medal-Play, el Campeonato PGA de España Match-Play en Pozoblanco y la Gran Final en Castellón. El Circuito comenzará a finales de mayo en Ciudad Real, pasará por Madrid, País Vasco, Lisboa (la única prueba internacional), Burgos, La Rioja, Córdoba y Castellón. No está limitado exclusivamente a los asociados PGA o de las PGA de Europa, también podrán jugar profesionales con la licencia en vigor de la Real Federación Española de Golf, aunque los asociados PGA´s sí contarán con beneficios especiales. Los detalles del circuito corrieron a cargo de Ander Martínez, responsable del Comité de Competición de la PGA de España.

Apoyos institucionales

La rueda de prensa para la presentación del Circuito se realizó en el Consejo Superior de Deportes de Madrid con la presencia del Secretario de Estado para el Deporte y presidente del Consejos Superior de Deportes, José Ramón Lete, destacó el papel de España como segundo país receptor de turismo de golf, después de Estados Unidos, y la más de 1.200 millones de euros que el turismo de golf deja en España. “El golf goza de buena salud, y todos lo hemos visto en el pasado Open de España en el Centro Nacional, con esos más de 47.000 espectadores; cada campo de golf cuenta con una media de 700 licencias por campo de golf, con lo que está por encima de la media de otros deportes, y eso es siempre una buena noticia.

Quiero destacar varios detalles que ponen en valor esta presentación: Que este Circuito lleve el nombre de una de sus más insignes figuras es un gran homenaje a Seve Ballesteros, una leyenda, un pionero, un referente del golf en nuestro país. Su último logro fue la Fundación que el mismo creó en 2009 para luchar contra el cáncer y que hoy dirige su hijo; y por otro lado el impulso que le está dando la PGA de España, así como la RFEG, al golf. Y sobre todo, agradecer a todas las instituciones presentes su apoyo a un deporte que es para toda la familia, que es salud y que se puede practicar a cualquier edad”.

David Pastor, presidente de la PGA de España, comentó: “El Circuito Nacional es una herramienta de usa la PGA de España para promocionar el golf, es el camino para que los jóvenes profesionales comiencen su andadura en la competición y también en el apoyo de los campos de golf. Era uno de nuestros sueños y lo hemos conseguido”.

Javier Ballesteros, presidente de la Fundación Seve Ballesteros, comentó: “En primer lugar, me gustaría agradecer a la Asociación de Profesionales de Golf de España, haber contado con la figura de Seve para la puesta en marcha del circuito nacional de profesionales. También quiero agradecer su colaboración a la Real Federación Española de Golf y al Consejo Superior de Deportes. Tanto mis hermanos, como yo, estamos especialmente contentos de esta decisión, ya que apoyar el golf profesional y a futuros campeones fue siempre uno de los principales objetivos de nuestro padre.

Quiero agradecer también la disposición y coordinación de esfuerzos de todas las Federaciones de Golf, Instituciones, patrocinadores y prensa aquí presentes, para que este circuito, sea posible. Estamos seguros de que juntos lograremos muchos éxitos.

Muchas gracias a todos.

Cuando la Asociación de Profesiones nos contó el proyecto y cómo surgió la idea, fue imposible decir que no.  Además de apoyar el avance de la ciencia y la investigación clínica en relación con los tumores cerebrales, nuestro padre puso en marcha la Fundación con el objetivo de acercar el golf a niños y jóvenes, para fomentar los valores asociados a su práctica deportiva y este objetivo es compartido con la PGA y su deseo de transmitir e impulsar todas aquellas acciones que puedan favorecer el golf en nuestro país. Estamos muy orgullosos del legado de nuestro padre y desde la Fundación que lleva su nombre queremos contribuir a perpetuarlo, apoyando su pasión: el golf.  De nuevo, muchas gracias a todos”.

  • El equipo de Seve Ballesteros, patrocinado por su Fundación, tomará parte en el torneo Sub-21 que organiza Nick Faldo.
  • Se medirá junto a los de Nicklaus, Johnson, McIlroy, Spieth, Sörenstam, Furyk, Stenson, Rose y Stewart, ganadores de Grandes que se han adherido a esta iniciativa en apoyo al golf juvenil.
  • Paz Marfá, Paula Neira, Alejandro Aguilera y Eduardo Martín componen el equipo que representa a Seve Ballesteros.

Seve Ballesteros y Nick Faldo, los mejores jugadores de Europa durante tres décadas, volverán a unir su nombre con motivo de la edición inaugural del Major Champions Invitational, el torneo en el que participan 20 equipos compuestos por dos chicos y dos chicas entre 15 y 21 años, en representación de ganadores de Grandes, que tendrá lugar del 12 al 14 de marzo en Bella Colina, en Monteverde (Florida), organizado por el jugador británico.Un equipo patrocinado por la Fundación Seve Ballesteros e integrado por cuatro jóvenes españoles tomará parte en dicha competición, en la que se medirá junto a los equipos de ganadores de Grandes que se han adherido a esta iniciativa en apoyo al golf juvenil: Jack Nicklaus (18 Grandes en su historial), Tom Watson (8), Dustin Johnson (1), Rory McIlroy (4), Jordan Spieth (3), Annika Sörenstam (10), Nancy López(3), Jim Furyk (1), Henrik Stenson (1), Justin Rose (1), Keegan Bradley (1), Adam Scott (1) o Payne Stewart, que conquistó su tercer Grande cuatro meses antes de su fallecimiento en 1999.

La catalana Paz Marfá (Campeona de España Sub-18 y Absoluta en 2016), la jugadora asturiana Paula Neira (Subcampeona Annika Invitational Europe 2016, Campeona de España Absoluta 2017), el madrileño Alejandro Aguilera (Finalista en el British Boys 2016, Medalla de plata en el Europeo Sub-18 por Equipos y Campeón de España Sub 18 en 2017) y el tinerfeño Eduardo Martín (uno de los alumnos más destacados de la Academia Buenavista Golf, el campo diseñado por Seve en Tenerife) componen el equipo de Seve Ballesteros.“Me emociona que nombres tan ilustres se hayan sumado a la iniciativa; de esta manera podrán devolver a la sociedad parte de lo que el golf les ha dado. Me hizo mucha ilusión saber que Javier Ballesteros iba a enviar a un equipo en representación de su padre, que estaría muy orgulloso. Además de participar, algunos jugadores como Henrik Stenson, Annika Sörenstam o Adam Scott se han comprometido a impartir una clase o a cenar con los participantes. Será una experiencia inolvidable”, declaraba Nick Faldo en Golf Channel. (http://www.golfchannel.com/video/new-male-female-team-event-major-champions-invitational/).

El Major Champions Invitational es la prolongación de la Serie Faldo, el conjunto de pruebas creado en 1996 por el golfista británico miembro del Salón de la Fama, que ostenta 42 victorias en su palmarés incluyendo 6 Grandes. ‘El objetivo es ofrecer más oportunidades a los jóvenes a través del golf y a la vez identificar a los campeones del futuro. Espero que pronto se convierta en uno de los mejores torneos para jugadores Sub-21’. Rory McIlroy y Adrián Otaegui ganaron la final de la Serie Faldo en 2006 y 2009, respectivamente.

Javier Ballesteros, presidente de la Fundación SB: “Cuando nos lo propuso Nick, nos pareció muy buena idea a Carmen, a Miguel y a mí. Le agradecemos que haya querido incluir en el torneo un equipo en representación de nuestro padre, que ganó cinco Grandes. Faldo está haciendo un gran trabajo con los júnior, iniciativas como esta contribuyen a que el golf crezca y sirven para que más niños y jóvenes se acerquen a este deporte”.

El inglés ganó en Abu Dabi y en Francia y fue número uno en la Carrera a Dubái.

El Premio, votado por sus compañeros del Circuito Europeo, reconoce el legado de Seve Ballesteros al mundo del golf.

El inglés Tommy Fleetwood ha sido galardonado con el Premio Seve Ballesteros 2017, denominado anteriormente “Premio de los jugadores al Mejor del Año”, tras ser elegido por sus compañeros al concluir una magnífica temporada en la que conquistó dos títulos y finalizó como número uno de la Carrera a Dubái.

Dicho reconocimiento al mejor jugador del año se decide mediante la votación de cada uno de los miembros del European Tour y lleva el nombre del legendario jugador español, que siempre será considerado como el ídolo que ha inspirado a varias generaciones y uno de los principales Embajadores del Circuito Europeo.

Fleetwood (19/01/1991) logró su segundo título al comenzar la temporada, el Abu Dhabi HSBC Championship ante una participación estelar, y continuó con la buena racha durante las siguientes semanas al sumar dos segundos puestos en el WGC-México Championship y en el Shenzhen International. En 2013 se adjudicó el Johnnie Walker Championship en Gleneagles.

Pero fue su impresionante victoria por un golpe de ventaja en el HNA Open de Francia, segunda prueba de la Serie Rolex celebrada en julio, la que le condujo hacia su mejor temporada en el European Tour. En el US Open de Erin Hills, primer Grande que disputaba, Tommy se mantuvo en la pelea y acabó cuarto; cuatro meses después inscribió su nombre en los anales del golf al firmar el récord del campo en Carnoustie con una vuelta de 63 golpes, durante la celebración del Alfred Dunhill Championship.

El inglés nunca olvidará el año en el que, por primera vez en su carrera, se ha metido entre los 20 primeros del ranking mundial: sumó diez Top ten que le situaron con 256,737 puntos delante de su compatriota Justin Rose justo antes del DP World Tour Championship de Dubái, donde acabó vigesimoprimero empatado, lo que le valió para convertirse en el primer inglés, después de Luke Donald en 2011, en alzarse con el trofeo al ganador de la Carrera a Dubái presentada por Rolex y rematar el año como número uno del European Tour.

Tommy Fleetwood: “Estoy emocionado. Este premio significa mucho para mí, sobre todo por haber sido elegido por mis compañeros, a los que admiro y de quienes siempre trato de aprender, y entre quienes tengo muchos amigos. Me siento abrumado, es un gran honor”.

Keith Pelley, CEO del European Tour y el presidente del Comité de Torneos, David Howell, han hecho entrega del Premio Seve Ballesteros a Tommy Fleetwood al concluir la rueda de prensa que ha ofrecido hoy previa al Abu Dhabi HSBC Championship presented by EGA, en el que defiende título.

Keith Pelley: “Tommy ha protagonizado una excepcional temporada que le ha hecho merecedor del Premio Seve Ballesteros. Es muy popular entre sus compañeros y todos hemos disfrutado de su increíble ascenso durante los últimos dieciocho meses”.

David Howell: “Ha sido fantástico ver cómo te has ido formando como profesional en estos últimos años con diligencia, disciplina y absoluta dedicación. En el European Tour nos sentimos orgullosos al ver a jugadores como tú que llegan a lo más alto, y tú ya formas parte de la élite del golf. Enhorabuena, creo que es un reconocimiento muy merecido”.

Javier Ballesteros: “Nos alegra saber que el “Premio de los jugadores al Mejor del Año”, denominado Premio Seve Ballesteros en honor a nuestro padre, ha recaído en Tommy Fleetwood. Ha tenido un año sensacional, no sólo por los dos títulos que ha logrado sino por su regularidad y lo bien que ha jugado durante toda la temporada. Mis hermanos -Miguel y Carmen- y yo estamos encantados, creemos que es un gran competidor que también se ha ganado el reconocimiento de sus compañeros”.

El trofeo que acredita al ganador del Premio Seve Ballesteros consiste en una bandeja circular de plata y oro de 46 centímetros de diámetro, que lleva inscritos los nombres de los jugadores europeos que han ganado Grandes, empezando por el primer Open Británico de Seve en Royal Lytham & St. Annes en 1979, alrededor de la imagen central que dibuja su famosa exclamación de júbilo levantando el puño en el green del hoyo 18 de St. Andrews, cuando conquistó el Open Championship en 1984.

Asimismo, lleva grabados los nombres de los anteriores merecedores de dicho galardón: Padraig Harrington (2008), Lee Westwood (2009), Martin Kaymer (2010), Rory McIlroy (2011, 2014 y 2015), Luke Donald (2012) y Henrik Stenson (2013 y 2016).

Junto a la imagen central de Seve está grabada la frase que le dedicó John Jacobs, “padre” fundador del Circuito Europeo (fallecido el 13 de enero de 2017), que resume el sentir general del mundo del golf: “El formidable talento de Seve, su estilo y pasión por este deporte inspiraron a millones de personas por todo el mundo”.

Los autores han descubierto una nueva proteína, llamada RanBP6, que posee actividad supresora de tumores a través de la modulación de la expresión de EFGR.

La reconstitución de RanBP6 en modelos de ratón en los que se habían implantado células de paciente provoca la reducción del crecimiento de este tumor.

Un grupo de investigadores del Centro Nacional de Investigaciones Oncológicas (CNIO) ha identificado una proteína llamada RanBP6 como nuevo regulador de EGFR, un factor relacionado con distintos carcinomas. En un trabajo publicado en Nature Communications, muestran que silenciar RanBP6 favorece el crecimiento del glioblastoma al estimular la expresión de EFGR. Es más, la reconstitución de RanBP6 frenó el crecimiento del tumor en modelos de ratón en los que se habían implantado líneas celulares humanas que carecían de esta proteína. Los autores señalan que estos hallazgos podrían tener “implicaciones clínicas importantes”.

Los tumores cerebrales malignos representan alrededor del 3% de los casos de cáncer y cada año se diagnostican unos 100.000 nuevos casos en el mundo. El glioblastoma es el tumor más frecuente y más letal del sistema nervioso central en adultos. Tras una década de investigación, ha quedado patente la complejidad del genoma del glioma pero aún se desconoce el significado funcional de la inmensa mayoría de las alteraciones genéticas identificadas.

El Grupo de Tumores Cerebrales Fundación Seve-Ballesteros, dirigido por Massimo Squatrito, en colaboración con el laboratorio de Ingo Mellinghoff en el Memorial Sloan-Kettering Cancer Center (MSKCC) de Nueva York (EEUU), ha descubierto un nuevo mecanismo que contribuye a prevenir el desarrollo del glioblastoma.

Muestra de tejido de glioblastoma inducido por el bloqueo de RanBP6 / CNIO

El receptor del factor de crecimiento epidérmico (EGFR, por sus siglas en inglés) desempeña un papel crucial en el desarrollo normal y, también, en el cáncer. EGFR es uno de los primeros receptores vinculados al cáncer en humanos y es una importante diana terapéutica en oncología. La activación aberrante de EGFR en cáncer estimula el crecimiento tumoral, un fenómeno que se atribuye normalmente al aumento en el número de copias del gen o a mutaciones que incrementan su función. Sin embargo, también podría deberse a fallos en los sistemas que lo regulan.

Bárbara Oldrini, del CNIO, y Wan-Ying Hsieh, del MSKCC, primeros autores del trabajo, han descubierto una nueva capa dentro de la compleja regulación de EGFR. Se trata de una proteína (RanBP6) que no se había descrito hasta la fecha y que modula la expresión de EGFR. RanBP6 es miembro de la familia de las importinas y, según han demostrado los autores, regula la importación al núcleo de otra molécula, STAT3. Cuando se silencia RanBP6, la importación de STAT3 disminuye y esto aumenta la expresión de EGFR.

“Nuestro trabajo muestra por primera vez que STAT3 es un inhibidor directo de la expresión de EGFR. Creo que esto tiene implicaciones clínicas importantes ya que actualmente se está investigando con inhibidores de STAT3 para el tratamiento del glioblastoma y otros tumores y la inhibición de STAT3 podría causar un efecto indeseado, la activación de EGFR”, señala Massimo Squatrito, principal autor del estudio.

Él y sus colegas analizaron muestras de un grupo de pacientes con glioblastoma y observaron que en algunos de ellos RanBP6 estaba silenciado. Después, generaron modelos de ratón en los que el bloqueo de esta proteína favorecía el crecimiento tumoral al estimular la expresión de EGFR. Además, los autores comprobaron cómo la reconstitución de RanBP6 en células de pacientes frenaba el crecimiento del tumor en modelos murinos.

“Estos resultados proporcionan un ejemplo de desregulación de EGFR en cáncer a partir de la alteración de los componentes de su vía de importación nuclear. Hemos identificado un nuevo vínculo entre esta vía y otras vías de señalización claves en cáncer, lo cual invita a realizar un estudio más profundo ahora que los inhibidores de transportadores nucleares se están probando como posibles tratamientos oncológicos”, explica Oldrini.

Este trabajo ha sido financiado por la Fundación Seve Ballesteros, la Sociedad de Tumores Cerebrales de Estados Unidos, Los Institutos Nacionales de Salud de EEUU (NIH), la Fundación para la Investigación del Cáncer Geoffrey Beene, Cycle of Survival, el Departamento de Defensa de EEUU y la Fundación Sontag.

Para más información y entrevistas, por favor contactad con:

Departamento de Comunicación

Centro Nacional de Investigaciones Oncológicas (CNIO)

T +34 91 732 8000

comunicacion@cnio.es